La queja (esa amiga íntima). Por Leo Bajer

Neurólogos avalan con diferentes estudios que han realizado, que los seres humanos tenemos en promedio unos 65.000 pensamientos diarios. Está claro que dentro de esos pensamientos están los positivos y los negativos. Este punto no sería el problema, el problema es que el 95% de los mismos son repetidos al día siguiente…

La queja es una conversación que uno tiene con uno mismo y que entra dentro de esos pensamientos recurrentes. Esos pensamientos “quejosos” son diarios, y lo que generan es un “loop” retroalimentándose en cada repetición haciendo muchas veces de algo simple, una bola de nieve cada vez más grande y difícil de sostener, provocando una sensación de malestar interior que probablemente repercutirá en nuestra calidad de vida.


¿Te acordás de la publicidad del pajarito de Twistos? Bien, esa sería la idea. Todos tenemos nuestro pajarito interior que nos habla, y muchas veces nos “taladra la cabeza” con sus conversaciones constantes quejosas: “A mi jefe no lo soporto más”, ” mi compañero de trabajo hace todo mal y termino perjudicándome yo”, “mi pareja está en otra cosa y ya no es lo mismo que al principio” etc, etc, etc
Todas estas conversaciones y otras miles más las tenemos con nosotros mismos, y no con el otro ¿o no?. Y así, muchas veces dejamos pasar estas situaciones, no decimos ni decidimos nada, nos quejamos por dentro y la bola de nieve se hace cada día más grande haciendo que finalmente, o estallamos de furia o nos enfermamos.

Entonces quiero compartirte algunos tips muy sencillos para que puedas aplicar hoy mismo ante estas situaciones:

  • - NUNCA CONTESTES EN EL MOMENTO SI ESTÁS ENFADADO, Lo más probable es que “metas la pata”.
  • - Detené cuanto antes estas conversaciones con vos. Cada vez que tengas estos pensamientos registralos y detenelos (si fuera el pajarito de la publicidad agarralo del pescuezo para que no te hable más!)
  • - Respirá profundo varias veces. Esto enviará a tu cabeza señales que querés cambiar tu propio estado actual por uno diferente.
  • - Pensá en esa situación quejosa que estás viviendo y dejala dentro de tu cabeza pero a un costado de tus pensamientos. No la niegues, simplemente apartala por un momento de tu lista de prioridades y reemplazala por algo que te dé paz: un paisaje que recuerdes, una situación que te dé placer, etc.
  • - Volvé a tu queja y pensala como una oportunidad de cambio. Vivenciala y preguntate: ¿Qué podés hacer con esa situación? Si tu respuesta fue ¡nada! ya sabés que postura tomar y no tendrá sentido quejarse ya que no hay nada para hacer, ¡es lo que hay!. Ahora si tenés alternativas para re-accionar y modificar la situación, dale para adelante. No busques una solución, pensá varias y si son bien diferentes mejor.
  • - Preguntate ante cada alternativa: ¿Qué es lo peor que puede pasar? (el No ya lo tenés!)
  • - Visualizá la situación, imaginala con vos como actor/actriz principal y no como actor secundario. En esta historia vos sos el protagonista principal!
  • - Si llegaste hasta acá y sentís miedo, vas muy bien. ¡Excelente!
  • - No esperes a que el otro tome la iniciativa. Probablemente eso nunca ocurra, con lo que el único perjudicado serás vos.
  • - Por último y como dicen los directores de cine: Luz, cámara, acción!

 

En mi experiencia trabajo a diario con la queja dentro de las empresas y creeme que con pequeñas acciones tomadas, se han podido lograr grandes cambios.
Pensá que "Si no le das dirección y acción a tu vida, otro lo hará por vos" y esa ¡no es la idea!

El primer paso es el más difícil, ni lo dudes. Una vez que lo hayas dado ya te empezarás a sentir mejor con vos mismo. El resto tendrá que ver con tu temple, tus ganas y fundamentalmente con tu paciencia.

Entonces… Luz, Cámara y Acción!
Hermosa vida para todos!

Leo Bajer

Coach Ontológico Profesional Orientación/Management (ICF)
Especialista en Marketing
Conferencista y Capacitador Profesional
Especialista en Desarrollo de E.A.R. (Equipos de Alto Rendimiento)
Especialista en Motivación de Equipos de Trabajo
Director de Buenos Aires Capacita y Buenos Aires Coaching

 

 

 

Algunos comentarios sobre este artículo:

Jose Daniel Blanco Alonso
Un placer Leo. Buen artículo.

Mariano Salbucci
Gracias Leo por el artículo!

Luis Alfredo Antonio Pierri
Estimado Leo, no dejás de sorprendernos con tus temas. Vas al punto, con palabras claras. Es verdad, somos "quejosos" y eso es negativo si es recurrente. Adhiero al comentario del Estimado Luis Carlos Fliguer, que expresa en que la queja se ha convertido en una industria mundial. Muchas gracias por tus edificantes artículos. Lo tomo y recomiendo desde ya.


Sergio Mussini
Excelente articulo Leo, gracias!!!! Me gustaron tu "aproach" con soluciones tan practicas, sencillas y rápidas para cuando nos encontramos frente a esto, que como bien dijeron, es un flagelo mundial! Abrazos desde Sudáfrica!

Cristina Perez Gottardi
Leo, la verdad es muy interesante tu artículo y las palabras que has escrito me sirven en este momento no solo como profesional sino también para el día a día. Muy bueno

Julian Raposo
Muy bueno, gracias por compartir este articulo

Jorge L Frasca
Hola,gracias por el articulo Leo. Mi reflexion es que si la queja la tomamos como algo que nos impulsa a cambiar la actitud o resolver algun tema, bienvenida sea; si es por cargarnos negativamente y sin ningun beneficio para nosotros o para los demas, mejor la corremos hacia un costado.Saludos cordiales

Ariel Villalobos
Leo que gran articulo!. Para vivenciar tus referencias en el dia a dia. Lamentablemente Uno se encuentra a diario en los equipos de trabajo con los que convive con esa actitud de queja constante que ciertamente no solo genera violencia interna sino que se transmite tambien al grupo. Buena referencia para entender mas de este tipo de actitudes. Felicitaciones

Julio Amigo Quesada
Siempre teniendo en cuenta esa "queja"....Genial este post que nos compartes Leo.

Dolores Post-Grado Emocional
Feliz semana desde Valencia!!!! Y sin quejas!

Eva Mª Pardo Felices
Gracias por compartir el post, Leo. Son unos buenos consejos con un toque de humor, que nunca está de más. Un saludo.:)

David Carulla
¡Enhorabuena por tu artículo y por la difusión que estás consiguiendo Leo!
En mi opinión la "queja" viene o por no querer asumir la responsabilidad de nuestros actos o por no querer aceptar lo que la vida nos pone delante, que sí es así por algo será.

 

 

CAPACITACIONES Y PROGRAMAS PARA EMPRESAS

Todas las capacitaciones y programas los ofrecemos en la modalidad, presencial, in company y on line a distancia.
Ver mas